Foto: http://www.viajeroejecutivo.com.mx

El término “conciliación” no es ninguna moda, es un hecho y una necesidad que demanda la sociedad actual. Desde la Fundación Másfamilia llevamos una década apostando por que las empresas y organismos apliquen medidas que hagan más fácil el día a día de sus trabajadores y que hagan de la conciliación un factor estratégico y de gestión.

La conciliación no es simplemente ofrecer una baja por maternidad o una retribución dineraria adicional. Estas soluciones ya no son suficientes y tampoco ofrecen un modelo igualitario en los miembros de la pareja. No hay lugar a dudas de que la aplicación de medidas específicas y personalizadas en función de cada empleado tiene un efecto positivo para los dos protagonistas de cualquier relación laboral.

Las empresas que gestionan la conciliación ofrecen al empleado una vida mejor, que le permite compaginar su pasión por el trabajo con el aprovechamiento de su tiempo libre, se siente cuidado y respaldado por una empresa que se preocupa por su familia. Por su parte, la empresa cuenta con un empleado que está contento y satisfecho, que aumenta su implicación con el negocio, aumenta su productividad y reduce las tasas de absentismo laboral.

La conciliación es un elemento que las empresas que quieran ser empresas efr deben valorar e incluir como un elemento clave y estratégico para su futuro. Pero, aunque ya son más de 500 empresas y corporaciones avaladas con certificado efr en todo el mundo, aún queda mucho por hacer. Los directivos y responsables de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Empresarial deben considerar la conciliación como un área de gestión estratégica.

Y no importa si es una microempresa, una pyme o una multinacional, las medidas de conciliación son aplicables a todas y cada una de ellas. Solo es necesario querer una sociedad mejor, más sana y profesional, que no tenga que renunciar a su vida personal por cuestiones de trabajo.

Desde Próxima ofrecemos toda la información, asesoramiento y acompañamiento en el proceso de obtención del certificado efr para tu empresa.

 

Artículo adaptado de: Fundación MásFamilia

Comparte esta nota en tus redes sociales