Foto: http://laestrella.com.pa

Las iniciativas medioambientales no solo son responsabilidad de los gobiernos y de los ciudadanos, sino también de las empresas privadas que tienen presencia en las grandes urbes. El compromiso de estas entidades por la disminución de la huella de carbono está directamente relacionado con las políticas corporativas que apalancan un cambio significativo en los hábitos de sus trabajadores, tales como el buen uso del transporte público, políticas de eficiencia energética y de energías renovables, así como el manejo de residuos sólidos, entre otros.

Según datos de la ONU, se estima que la población de las grandes ciudades alcanzará un 68% para 2050, por lo que el desarrollo sostenible dependerá cada vez más de que se gestione de forma apropiada el crecimiento urbano, especialmente en los países de ingresos medios y bajos; siendo los proyectos medioambientales una prioridad.

En este sentido, una de las compañías que ha demostrado gran interés por estos asuntos a nivel global y que ya implementa políticas para contribuir a ralentizar el cambio climático es SAP. Según su informe de disminución de emisiones global, en Latinoamérica, Bogotá fue la ciudad con mejores resultados gracias al compromiso de sus trabajadores, quienes disminuyeron un 7.9% el uso de su vehículo para llegar a la oficina, incrementaron un 10.8% el home office y aumentaron el uso del transporte público en un 16.9%.

Utilizar la bicicleta y compartir carro con los compañeros de trabajo también son acciones que hacen parte de la cultura de la compañía y que han aportado cifras significativas que contribuyen al cumplimiento de las metas y que ayudan a reducir los efectos del cambio climático.

“Como un modelo a seguir para las operaciones comerciales sostenibles, en SAP tomamos en serio nuestras responsabilidades ambientales. Creemos firmemente que, al ejecutar operaciones más limpias y más verdes, podemos hacer una diferencia en nuestro planeta. Empezamos desde nuestra cultura interna, promoviendo hábitos que ayuden a frenar los efectos del cambio climático” Asegura Juan Manuel Mogollón, gerente general de SAP Colombia.

SAP es la primera compañía alemana en ser aprobada para ser parte de la Iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia, y como miembro de esta, le apunta a llegar a la descarbonización requerida para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de dos grados centígrados, lo que representa una reducción en las emisiones de la compañía del 85% de sus emisiones para 2050.

Con las acciones materializadas de la multinacional alemana se empiezan a ver pequeños resultados que suman esfuerzos significativos a los estipulados en el Acuerdo de París; acuerdo al cual Colombia, de la mano del Ministerio de Ambiente, se suma con la presencia en la COP24 de 2018 y demuestra un especial interés para impulsar los esfuerzos por seguir avanzando en la disminución de los impactos del cambio climático en el territorio nacional.

Así, SAP continúa trabajando en su propósito de convertir sus operaciones en carbono neutral para el año 2025, siendo este el siguiente paso en su estrategia de disminución de gases de efecto invernadero (GEI) a largo plazo, que también incluye un compromiso para reducir las emisiones de GEI a niveles del año 2000.

 

Fuente: Centro RS

Comparte esta nota en tus redes sociales