Foto: http://auna.pe

Serunion ha puesto en marcha el Club Nutrifriends, un proyecto cuyo objetivo es promover la adquisición de hábitos alimentarios saludables entre los niños, para que sean capaces de desarrollar y aplicar los valores de una dieta sana y equilibrada dentro y fuera del ámbito escolar.

 La compañía ha desarrollado este proyecto pionero en su enfoque, que cuenta con la colaboración del chef Sergio Fernández, como “parte de nuestra misión educativa, asumiendo y compartiendo la responsabilidad de la educación alimentaria de los niños, en cooperación con el colegio y las familias”, según ha afirmado Agustín González, director operacional de Serunion Educa.

 El reconocido chef , junto al equipo de cocineros y nutricionistas referentes de Serunion, han elaborado 20 recetas (nutriplatos) teniendo en cuenta las recomendaciones nutricionales vigentes de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN).

 A través de este proyecto, Serunion pretende potenciar ingredientes que, por lo general, causan mayor rechazo inicial entre los más pequeños, como las verduras, el pescado y las legumbres. Para ello, se emplean distintas técnicas de elaboración, cocción y formas de presentación más atractivas. Además, se incorporan a los platos alimentos de elevado contenido nutricional, como los germinados de cereales o leguminosas, ricos en aminoácidos, minerales, vitaminas y oligoelementos.

En el Club Nutrifriends la participación de los propios alumnos es fundamental. Ellos son quienes, de la mano del chef Sergio Fernández, opinan sobre qué ingredientes y elaboraciones de las recetas diseñadas por el cocinero se incorporan al menú escolar. Todo ello gracias a la creación de una Comisión del Comedor, formada por niños de diferentes cursos de Primaria, que realizan una valoración exhaustiva de los platos propuestos acerca de su sabor, aspecto y textura.

Los días que se sirven los nutriplatos, todos los niños que comen en el comedor expresan su opinión utilizando un aparato electrónico que mide su grado de satisfacción mediante símbolos. Además, la Comisión del Comedor se encarga de recopilar la información al final de cada trimestre y presentar los resultados. Los niños disponen también de un buzón de sugerencias donde pueden escribir comentarios sobre los platos.

Para fomentar buenos hábitos de alimentación fuera del ámbito escolar, el proyecto cuenta con actividades para promover alternativas más saludables para el desayuno, merienda y cena.

Pescado, verduras y legumbres, alimentos “amigos” 

El Club Nutrifriends cuenta con una serie de personajes que ayudan a los niños a entender los diferentes conceptos de manera divertida: Gluppy recuerda la importancia de una hidratación adecuada y Sweety la del equilibrio y la moderación. A ellos se suman Verddury, Granum y Oceanix, que les ayudan a descubrir nuevas formas de disfrutar de las verduras, legumbres y el pescado, así como Ecologicus, Proximus y Superfood, que representan a los productos ecológicos, de proximidad y superalimentos.

De este modo, “queremos dotar a los niños de las competencias necesarias para que desarrollen su sentido crítico a la hora de elegir qué comer a lo largo del día, tanto en el centro educativo como fuera de él, y que este aprendizaje sea constructivo y sostenible en el tiempo”, según Agustín González.

Según la Organización Mundial de la Salud, el comedor escolar es un espacio idóneo para la adquisición de conocimientos teóricos y prácticos sobre salud y nutrición y, por tanto, la escuela debería convertirse en uno de los pilares básicos en la prevención de la obesidad, al incidir sobre la modificación de hábitos alimentarios inadecuados.

Una formación acreditada por la Fundación Española de la Nutrición (FEN)

La formación del equipo de cocineros y monitores del Club Nutrifriends es clave dado su rol en la transmisión de los mensajes a los alumnos y, por ello, cuenta con la acreditación de la Fundación Española de la Nutrición (FEN), de cuya patronal es miembro Serunion.

Por otro lado, la comunicación con la familia es también fundamental en esta iniciativa, ya que gran parte de las actividades programadas sirven de apoyo en el entorno más próximo de los pequeños. Por ello, a través de la app Educa, puesta en marcha por Serunion en el anterior curso escolar, y de su portal web, aparte del menú escolar diario con toda la información nutricional, se pueden consultar las recomendaciones saludables para el resto de las comidas del día, así como información sobre las diferentes actividades y jornadas que se realizan en el espacio del comedor o recreo. Serunion realiza, además, charlas y jornadas destinadas a ofrecer información directa a las familias en los centros en los que está presente.

El proyecto se suma así a otras de las iniciativas de Serunion en materia de RSC, como la campaña “La comida no se tira” que, con el reconocimiento del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha logrado reducir los restos de alimentos en las escuelas en más de un 16% en su última edición.

 

Fuente ObservaRSE

Comparte esta nota en tus redes sociales