Foto: https://www.esan.edu.pe

Las organizaciones se encuentran en un contexto global de cambio con la inclusión ininterrumpida de las nuevas tecnologías en el mundo laboral y, sus departamentos de Recursos Humanos (RRHH), han de hacerse eco de esta evolución para ser capaces de gestionar el futuro talento humano y garantizar el éxito de las empresas. Por este motivo, dichos departamentos de RRHH deben cumplir una serie de condiciones para gestionar correctamente las relaciones internas.

La clave para captar y retener al talento cualificado es motivar a los colaboradores y establecer una relación duradera con ellos. Por un lado, se deben generar buenas expectativas a los futuros empleados y, por otro, enseñar cuáles son los beneficios de trabajar en la compañía. Demostrar la confianza depositada en ellos, desafiarlos con metas y retos a alcanzar, motivarlos con reconocimientos y recompensas, es una forma de acompañarlos en su desarrollo profesional.

La transformación digital y la automatización de procesos han traído la inteligencia artificial. En este sentido, hay que delimitar cuándo una tarea se realizará por una persona y cuándo estará automatizada por otros mecanismos. Los colaboradores y miembros del equipo de RRHH podrán tener un papel más estratégico en la empresa gracias al ahorro de tiempo.

Asimismo, se ha mejorado la gestión del capital humano. Las empresas necesitan adaptarse a los nuevos tiempos y llevar a cabo una serie de cambios en sus políticas. Dar a sus empleados la posibilidad de flexibilizar horarios para conciliar vida laboral y personal, optar por el Teletrabajo, establecer un buen ambiente de trabajo, potenciar una comunicación interna más fluida o la participación en la toma de decisiones, son algunos de ellos.

Los responsables de RRHH están apostando por el Big Data. Optan por herramientas de recopilación y análisis de datos que les ayude a tomar decisiones estratégicas. Así, se podrán conocer los aspectos que aumenten la productividad y el rendimiento de los colaboradores, corregir planes y estrategias que no han dado resultado o gestionar correctamente los recursos empresariales.

En definitiva, los departamentos de RRHH tienen cada vez más peso en los procesos y toma de decisiones de las empresas. Y, hoy en día es fundamental contar con una cultura corporativa adecuada para progresar en este entorno tan competitivo.

Comenzar a hacerlo será mucho más sencillo con el certificado efr. Descubre cómo conseguirlo.

Fuente: Fundación MásFamilia

Comparte esta nota en tus redes sociales