En los últimos meses y a raíz de esta crisis, varios emprendimientos han tenido que cerrar, se ha reducido la demanda de bienes y servicios, lo que irremediablemente lleva a que las empresas no generen empleo o, incluso, recorten personal; el desempleo en Colombia creció 1.8% y el PIB se redujo en un -2,4% con respecto al mismo periodo del año anterior. La economía de nuestro país se ha visto impactada negativamente y las personas han tenido que replantear sus prioridades y hábitos de consumo. Es así como surge un nuevo reto para las empresas, repensarse para enfrentar las nuevas necesidades y expectativas de los consumidores, enfocándose no solamente en recuperar su negocio si no también en dejar un legado a las generaciones futuras.

Partiendo de este hecho, la sustentabilidad y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible se convierten en una guía para la recuperación empresarial, la cual debe tener en su agenda elementos como el equilibrio económico, el reconocimiento de sus impactos ambientales, la innovación, el aumento del beneficio social de sus productos y servicios, el teletrabajo y la trasformación digital como una herramienta fundamental para continuar vigente en el mercado.

Y ¿qué conlleva este empujón repentino? El proceso de reinvención empresarial, a la luz de la implementación de los recursos tecnológicos como principal instrumento de relacionamiento, conlleva un impacto positivo en la calidad de vida y bienestar de los colaboradores y sus familias y requiere el desarrollo de nuevas competencias por parte de los equipos de líderes y colaboradores de las compañías; adaptabilidad, resiliencia y gestión de sus impactos serán un factor de supervivencia y fortalecimiento de la marca que permitirá generar con mayor facilidad cambios en la manera de operar de las empresas utilizando el e-commerce, las redes sociales, el teletrabajo, el trabajo colaborativo en línea y la movilidad sostenible como factores fundamentales para el éxito de sus negocios.

Es aquí cuando necesitamos lideres empoderados con la capacidad de tomar decisiones que marquen el norte de la organización sin tener impacto negativo en la vida de las personas que hacen parte de ella; juntas directivas participativas y con visión de desarrollo sostenible, proveedores aliados que busquen el crecimiento de la gestión empresarial, comunidades como parte fundamental del crecimiento económico y participes del valor que las compañías generan al desarrollo de sus regiones y clientes  que valoren las marcas por su impacto positivo en la sociedad y su apoyo al desarrollo sostenible de nuestro planeta.

Sin duda y en el marco de esta nueva realidad, hay que resaltar la importancia que tiene articular la estrategia empresarial con las expectativas de los grupos de interés y promover alianzas para desarrollar acciones conjuntas enfocadas a impulsar la transformación de nuestro modelo de desarrollo y de sociedad para lograr un mundo justo, sostenible, equitativo, solidario, cooperativo e inclusivo que ponga fin a la pobreza, proteja el planeta y garantice que todas las personas puedan vivir en paz prosperidad respetando su cultura e identidad.

Debemos continuar resaltando la labor de empresarios y entidades como la Universidad Externado de Colombia que ahora permite que sus colaboradores, estudiantes y exalumnos accedan a la plataforma internacional Coursera para tomar cursos virtuales en las mejores universidades del mundo; la Cámara de Comercio de Bogotá, que está acompañando virtualmente a los empresarios de la ciudad para que tengan el mejor proceso de reapertura de sus negocios y  a través plataformas de compra y exposición de sus productos; Crepes & Wafles, que al cerrar sus restaurantes creó un Call center para recibir los pedidos de domicilios con sus meseras y así evitar los despidos.

Estos ejemplos son una muestra de que la reinvención sustentable es el mejor camino hacia el modelo de sociedad en la que todos queremos que vivan las generaciones futuras.

Autora: Natalia Sierra Gutiérrez
Periodista y comunicadora social.

Comunicadora social, especialista en Responsabilidad Social con 15 años de experiencia en la gestión organizacional de procesos de relacionamiento enfocados en generar valor para los grupos de interés. Gestora de proyectos sociales de alto impacto enfocados en el Core del negocio y alianzas estratégicas para el posicionamiento positivo de la marca, manejo de relaciones corporativas y medios de comunicación.

Comparte esta nota en tus redes sociales
Abrir chat
1
¿En qué podemos ayudarte?